Domingo Monterrosa

Memorias del TCnel. Art. DEM Domingo Monterrosa Barrios. Héroe, estratega militar y aguerrido soldado Salvadoreño comprometido con el pueblo, sus tropas, la Fuerza Armada y la constitución de la República de El Salvador

atlacatl Archive

Sunday

4

December 2011

0

COMMENTS

EL CHARLY MONTERROSA VIVE!!!!!!

Written by , Posted in Editorial

Veintisiete años han pasado desde la desaparición física de nuestro querido Domingo Monterrosa Barrios!!! pero su ejemplo se mantiene vivo en cada uno de los que admiramos su herencia, herencia que no es material porque murió pobre como los grandes, sino moral, porque imitar al Charly Monterrosa es practicar la honestidad, la honradez, la fe en Dios, el amor a la Patria, la defensa de los más pobres, es luchar por la paz, es servir a los demás, es vivir con honor, es morir día a día a uno mismo para nacer a los demás, es luchar mamo a mano con los subalternos, es sufrir con ellos el hambre, el frío, el miedo, la sed y el cansancio.
La Patria, hoy como hace 27 años, necesita hombres como Monterrosa, que se olviden de sí mismos para pensar en su pueblo, que se desprenda de lo material para no ser atrapados por la corrupción y así poder pensar en los demás, hombres para los que el cansancio ya no signifique nada y que la entrega de la propia vida sea el pan de cada día.
Necesitamos devolver a los hombres de armas la dignidad, el honor y la hidalguía que les caracterizó hasta antes que Cristiani denigrara la Institución Armada y entregarla a la voluntad de los buitres que siempre quisieron cebarse de sus mejores hijos.
La Nación necesita del orden, la probidad y la rectitud que ha caracterizado siempre al hombre que ha abrazado la carrera de las armas, cuyo ejemplo más preclaro ha sido Mi Coronel Domingo Monterrosa.
Fue precisamente su lealtad a la misión que adquirió cunado juró defender a la Patria, la que provocó que los apátridas le tendoeran una trampa para asesinarlo, pero se jodieron, porque su muerte hizo que se esparcieran miles de semillas que poco a poco irán germinando en sus hijos, quienes forjaremos un mañana de esperanza para nuestra Patria.
Al igual que de los mejores hijos de Atlacatl se formó el BIRIA, así también de los mejores hijos de Monterrosa surgirá una pléyade de patriotas que devolverán a la Patria y a la Institución Armada el brillo que otrora nos distinguiera entre las Naciones y los Ejércitos del mundo.
Es hora que tiemblen los corruptos, arribistas, traidores y entreguistas, porque la venganza de Monterrosa será inmisericorde, el juicio de la historia ya los ha condenado, pero la fuerza de la Reacción Inmediata hará que se arrepientan hasta la cuarta generación del deshonor en que ahogaron a nuestra Patria.
Monterrosa Vive!!!!!!!!!!!!!!!!!1 Por la Patria y con Dios!!!!!!!!!!!!!

Tuesday

19

July 2011

2

COMMENTS

Parte al Coronel Monterrosa

Written by , Posted in Historias/Prensa

Respetuosamente damos parte a usted, que seguimos manteniendo en alto sus ideales de paz y libertad para el pueblo salvadoreño, que la mística y la valentía del soldado “Atlacatl”, que dejo establecidas en esta unidad se mantiene y aumenta cada día, siguiendo sus principios y acatando sus lineamientos, sin importar el sacrificio a que nos vemos sometidos.

Sabemos que donde se encuentra, está al mando de los soldados “Atlacatl”, que como usted, se nos han adelantado en alcanzar esa gloria inmortal que significa morir por la patria.

Manténgase tranquilo “Charlie”, que su querido Batallón  “Atlacatl” vibra siempre animoso para el combate contra los malos salvadoreños, ya que animados por su espíritu guerrero, combatimos y seguiremos combatiendo hasta alcanzar esa paz que tanto desea el pueblo y la cual era uno de sus más caros anhelos.

No omitimos manifestarle que seguiremos cultivando la mística, la disciplina, el coraje y la valentía que nos enseño a mantener, como las premisas que deben distinguir y caracterizar a un soldado del BIRI “Atlacatl”.

A los cuatro años de su partida, resuenan en nuestros corazones y nuestras mentes, sus proféticas palabras “prometí cumplir y cumpliré”, las cuales mantienen su vigencia y valor desde el momento que nos las hizo vivir con el ejemplo; lo cual solo un comandante de su casta hace prevalecer ante sus hombres.

Por la Patria  y con Dios…”Atlacatl”

23/oct/1988

Del libro Batallón Atlacatl. Genesis y Ocaso

 

Tuesday

26

October 2010

2

COMMENTS

¡MONTERROSA VIVE!

Written by , Posted in Editorial

Por Guido Miguel Castro

Este 23 de octubre conmemoramos el 26º aniversario de la heroica muerte del Teniente Coronel de Artillería DEM Domingo Monterrosa Barrios, en el marco del Operativo Torola IV, junto al coronel Calito y el Mayor Azmita, siendo Comandante de la Tercera Brigada de Infantería y Jefe de la Tercera Zona Militar, con el antecedente de haber sido el primer Comandante y fundador del Batallón Atlacatl y del Batallón de Paracaidistas.

Nacido de humilde familia en Berlín, cursó estudios de secundaria en el Instituto Nacional Francisco Menéndez y en el Liceo Salvadoreño. Entre la vocación sacerdotal y la carrera militar escogió la segunda, graduándose con honores en 1963, obteniendo la primera antigüedad y ganando el premio “Bernardo Hogigins” que concedía la misión chilena al mejor cadete de cada promoción.

Comandó la Quinta Compañía de Expedicionarios de la Guardia nacional en la Guerra de la Dignidad Nacional contra Honduras, caracterizándose por su honradez y rectitud en el cumplimiento del deber, evitando siempre abusar de su posición de ejército vencedor.

Siempre se caracterizó por una condición física superior al promedio y con una osadía que le permitió ser el mejor Comandante de Campo durante la Guerra contrainsurgente. Mientras fue Comandante del Batallón de Paracaidistas trotaba junto a su perro “Huragan” un Pastor Alemán albino, y todo el Batallón desde su sede en Ilopango hasta el Hotel El Salvador en la Colonia Escalón.

Nunca mantuvo distancia con la tropa, más bien se hacía uno más de ello, eso imprimía respeto, valentía y espíritu de equipo. Era de los Comandantes que marchaban al frente de batalla en primera línea, no

era de los que dirigían las batallas desde el cuartel o desde una posición dominante y segura.

Sus manos siempre estuvieron llenas de sangre, sí, de sangre de heroicos soldados que morían en sus brazos, como en los de un verdadero padre.

Al relacionarse con la población civil imprimía confianza en momentos de desesperanza, llevaba alivio a las zonas desbastadas por la guerra, cuando pedía comida para su cuerpo de oficiales y para la tropa siempre la pagaba, mucha gente no quería aceptarlo, pero él insistía. Sin embargo, era de los pocos jefes y oficiales que entregaba los remanentes de dinero de los operativos, a la gran mayoría nunca les alcanzaba lo que les daban.

Cuando su tropa cruzaba el Torola sostenidos de un cable, él lo hacía varias veces, ya que cargaba sobre sus hombros a los soldados de más baja estatura para que la fuerte corriente nos los arrastrara con las 60 libras de equipo que cargaban.

Bromeaba siempre con la muerte, siempre le jugaba la vuelta, era necesario un plan traidor para poder eliminarlo.

Para muchos era una molestia ya que llevaba la guerra demasiado rápido hacia una salida militar. Esto no era bueno ni para los comerciantes de la muerte ni para los políticos de la guerra popular prolongada o los conflictos de baja intensidad, era un estorbo para todos ellos.

Joaquín Villalobos, su más acérrimo enemigo, siempre se ha adjudicado la autoría material e intelectual del asesinato y actualmente sus descendientes exhiben como un trofeo de guerra los restos del helicóptero en el que murió en el llamado “Museo de la Revolución” sin que nadie lo reclame, pero la verdad es que ese cuentecito de la

“Radio Venceremos” solo lo puede creer un ingenuo que crea que Domingo Monterrosa era uno de ellos.

La autopsia del cuerpo del Héroe de Joateca revela una explosión en la parte superior de la nave aérea en la que se transportaba…la historia juzgará en su momento. ¡Monterrosa Vive!

Monday

28

December 2009

13

COMMENTS

COMANDO ATLACATL

Written by , Posted in Historias/Prensa

COMANDO ATLACATL

Por Sgto. Guido Miguel Castro

LARGAS NOCHES, INTERMINABLES DÍAS

PELOTÓN DE MANIOBRA, TROTE, HAMBRE, SED,

CANSANCIO, DESVELO, DESTREZA, CARÁCTER,

VALENTÍA, ARROJO, FUERZA, REACCIÓN, HONOR

HONOR ES SU DIVISA

POR LA PATRIA Y CON DIOS SU LEMA

LA FLECHA Y EL RAYO EN SU ESCUDO

LA MUERTE ES SOLO SU AMIGA

CAMINA SIGILOSO EN LOS MONTES

ACECHA OCULTO EN LOS RÍOS

SUPERA EL CANSANCIO Y EL SUEÑO

IGNORA EL DOLOR Y LA SANGRE

ES EL PRMERO EN EL COMBATE

EL ÚLTIMO EN EL DESCANSO

ALERTA COMO EL JAGUAR

SIGILOSO COMO LA SERPIENTE

RÁPIDO COMO EL VENADO

SE OCULTA PORQUE ES HIJO DE LA TIERRA

CERTERO COMO HALCÓN EN EL DISPARO

SENCILLO CUAL TOROGOZ EN EL PREMIO

EFICAZ COMO TAMAGAZ EN EL AGUA

ROBUSTO COMO CEIBA CENTENARIA

DIOS ES SU PADRE ETERNO

EL RAYO SU FUERZA NATURAL

HIJOS DE MONTERROSA BARRIOS,

ARCE, MORAZÁN, BRACAMONTE

Y EL BRAVO ATLACATL

ES EL COMANDO

EL BRAVO COMANDO ATALCATL

SÍNTESIS DE VALOR E HIDALGUÍA,

CORAJE, ENTREGA Y SACRIFICIO

MEZCLA DE SANGRE, FUEGO Y FORTALEZA

SU CUERPO ES DE PEDERNAL,

A CADA GOLPE SURGE EL FUEGO DEL CORAJE,

SUS PIES CUAL ALAS DE ÁGUILA,

SUS MANOS SAETAS DE LA MUERTE

SU MENTE ES FRÍA COMO EL ÁSPID

SUS OJOS ATENTOS COMO FELINO AL ACECHO,

SU CORAZÓN UNA MÁQUINA DE GUERRA,

SU SANGRE EL NECTAR DE LOS DIOSES,

SU ROSTRO DE DIOS DE LA GUERRA

LOS MEJORES HIJOS DEL PUEBLO,

LOS AMANTES MÁS FIELES,

LOS PADRES MÁS TIERNOS,

LOS ESPOSOS MÁS LEALES,

LOS MEJORES HIJOS DE DIOS

INTENTARÁN MANCILLAR SU HONOR,

HACERLO SUCUMBIR CON HABLADURÍAS,

HUMILLAR CON INSULTOS

PERO SU CARÁCTER ES INAMOVIBLE

SU VOLUNTAD FERREA Y SU LEALTAD DE HIERRO

OBEDIENTE A LA VOZ DE MANDO

ARROJADO A LA HORA DEL COMBATE

GENEROSO CON EL HERMANO QUE SUFRE

IMPLACABLE CONTRA EL AGRESOR

FIEL A LA MISIÓN ENCOMENDADA

AL SER HERDO OLVIDA EL DOLOR

SOLO LO DETIENE LA HERMANA MUERTE

QUE ENTRE SUS BRAZOS LO CONDUCE

AL REGAZO DE DIOS QUE LO ESPERA

PARA OTORGARLE EL PREMIO MERECIDO

SE MUEVE SIGILOSO

CUAL VÍBORA AL ACECHO

Y AL MOMENTO DEL ATAQUE

ES IMPLACABLE Y RÁPIDO

COMO RAYO EN TORMENTA NOCTURNA

EL PELIGRO ES SU MEDIO

LA VICTORIA EL ALIMENTO DEL ALMA

LA PALABRA DE DIOS ES SU GUÍA

EN EL CONCIERTO DE LA MISIÓN

Y DEL COMBATE

EL ENEMIGO TIEMBLA EN SU PRESENCIA

CORRE, HUYE, SE ESCONDE,

ANTE EL AVANCE ORDENADO,

COORDINADO Y EFECTIVO

DE LOS EJÉRCITOS CELESTIALES EN TIERRA

EL FRIO Y EL HAMBRE

VIEJOS CAMARADAS DE VIGILIAS,

FORTALECEN EL ESPÍRITU, TEMPLAN EL CUERPO,

DOMINAN LAS PASIONES

ENCIENDEN EL VALOR Y EL CORAJE

AIRE, TIERRA, AGUA Y FUEGO

ETERNOS LECHOS DEL COMANDO,

DIOS LE DA DE COMER EN TODO LO CREADO,

LE INFUNDE VALOR CON SU ESPÍRITU,

LO INFLAMA DE LA VIRTUD DEL UNGIDO

BUSCARÁN MIL FORMAS DE ACABARLO,

PERO LA SUERTE ESTÁ HECHADA,

LA SEMILLA HA GERMINADO.

POR UN COMANDO ATLACATL QUE MUERA

HABRÁN CIEN QUE SE ENTRENARÁN

NUESTRO PADRE DOMINGO MONTERROSA,

CAMINÓ, LUCHÓ, SUFRIÓ Y MURIÓ

CON Y POR EL COMANDO ATLACATL.

SU INSPIRACIÓN LLENARÁ SIEMPRE

EL VACÍO QUE DEJÓ AL REAGRUPARSE EN EL CIELO

QUISO EL BUEN DIOS QUE MURIERA

CERCA DEL CIELO Y CON SU HERALDO,

QUIEN LO CONDUJO SIN ATRASO,

A LA PRESENCIA DEL DIOS INFINITO,

A LA CASA DEL PADRE ETERNO

ENTRA HIJO MÍO A GOZAR

DE LAS DELICIAS ETERNAS DEL CIELO,

YA LUCHASTE LA BUENA BATALLA

SIERVO BUENO Y FIEL,

YA SUFRISTE, AHORA GOZA ETERNAMENTE”

Sunday

27

December 2009

20

COMMENTS

¿POR QUÉ BATALLÓN “ATLACATL”

Written by , Posted in Historias/Prensa

Cuando las hordas terroristas arrecieron su accionar contra las unidades reguares del Ejército y de los cuerpos de seguridad se volvió necesario, por recomendación de los asesores norteamericanos y de los jefes militares de la época, la creación de una unidad militar capaz de realizar acciones de reacción rápida de forma contundente, que respondiera a la guerra de guerrillas practicada por los delta tangos.
Las unidades de los boina verdes norteamericanos fueron un primer modelo a ser estructurado: un Batallón de Infantería con una unidad de reconocimiento, una de armas de apoyo, una de mando y servicio y cuatro compañías de fusileros; un entrenamiento arduo que se tuteara con la muerte, una capacidad de supervivencia que formara hombres capaces de superar cualquier dificultad y con la capacidad de acción semi-independiente que le diera a esta unidad élite la solvencia necesaria para cumplir con su misión.
Sus símbolos: la figura del mítico Indio Atlacatl empuñando un fusil M-16 y el escudo formado por una letra “A” camuflageada y atravesada por un rayo y una flecha, reflejando el comienzo de una nueva era militar, la sigilosidad, la rapidez y la contundencia de este tipo de unidades de lucha irregular.
¿Por qué usar el nombre de Atlacatl?
Desde que se inició la discusión en 1980 sobre la creación de esta unidad se empezó a buscar un nombre que tuviera igual impacto que sus acciones, se decidió por el legendario prícipe pipil que resistió la conquista de Pedro de Alvarado en el territorio de Cuscatlán, que abarcaba desde el Río de Ateos hasta el Lempa. al igual que Atonal en la Batalla de Acaxual cuando hirió la pierna de Alvarado, dejándolo cojo para toda su vida, Atlacatl resistió a las armas de fuego de los españoles con su astucia, conocimiento del terreno y armas artesanles, pero sobre todo con el valor, coraje y arrojo que posibilita que cualquier soldado en condiciones desiguales de combate salga adelante: eso era precisamente lo que se pretendía con esta unidad especial, y nada mejor que la figura del príncipe pipil para designarlo. No lo he comprobado fehacientemente pero al parecer quien propuso este nombre fue mi Charly Monterrosa quien desde el principio fue el principal candidato a comandar esta unidad.
Ahora faltaba un comandante que encarnara las características de Atlacatl, se necesitaba un Príncipe de las Armas: solo podía ser el Teniente Coronel de Artillería DEM José Domingo Monterrosa Barrios, un militar que había destacado desde sus años en la Escuela Militar, fundador del Batallón de Paracidistas, disciplinado, obediente, en fin, con todas las características del mejor comandante de campo que haya conocido y conocerá la hostoria militar salvadoreña.
Pero al mismo tiempo que escogían al guerrero también estaban escogiendo al príncipe pipil: ningún comandante hasta entonces había sido como un padre de sangre con sus soldados, no solo era el primero en la linea de combate, sino también el primero en preocuparse por el bienestra y provisionamiento de sus unidades: más que los mismos ejecutivos de la unidad, alimentación, uniformes, arams, munición, base, transporte, todo. A ser un padre para su unidad, la unidad sería como una familia: él daba la vida pos sus soldados y los soldados daban la vida por él, todos daban la vida por el país pero con el honor, la hidalguía y el arrojo de un verdadero comando Atlacatl.
Por eso la mejor unidad militar de toda la historia salvadoreña lleva el nombre del Príncipe Atlacatl y nadie como José Domingo Monterrosa “Carlos”, podía encarnar mejor a este mpersonaje que representa el coraje de nuestra raza que se resistirá siempre a los intentos de sometimiento que hoy representa el comunismo internacional en sus nuevas fascetas “socialistas”.
¡Loor a los hombres que ofrendaron su vida y regaron con su sangre el suelo Patrio para impedir que el trapo rojo del comunismo sustituyera el pabellóna nacional que todos los hombres de armas juramos defender aún a costa de nuestra propia vida!
Por la Patria y con Dios

Sgto. Guido Miguel Arturo Castro

Wednesday

9

December 2009

2

COMMENTS

TENIENTE CORONEL JOSÉ DOMINGO MONTERROSA BARRIOS: ¡MURIÓ POR LA PATRIA!

Written by , Posted in Editorial, Historias/Prensa

Cuando no estabamos operando, a las seis de la tarde formabamos para el arreo de la bandera y para escuchar el listado de los hombres que habían ofrendado su vida en aras de los más altos intereses de la Patria, de los que habían cumplido con su juramento a costa de su propia vida. Ante la mención de cada nombre gritábamos al unísono ¡MURIÓ POR LA PATRIA!

Yo no estaba en el Glorioso Ejército Nacional aquella tarde dolorosa del 23 de octubre de 1984, pero lloré al escuchar a las cinco de la tarde el parte de guerra de Coprefa, pero me imagino que nunca como esa tarde se escuchó entre los hombres de armas ¡¡¡¡¡MURIÓ POR LA PATRIA!!!!!!!!

Morir por la Patria para los apátridas no significa nada, les parece hasta ridículo, pero para los que amamos a nuestro País, para los que amamos su historia, a su gente, para los que hemos ofrecido nuestro sudor y dolor junto a muchos compañeros que tuvieron la gloria de ofrendar su vida en el altar de la Patria, “Morir por la Patria” es la mayor prueba, el mejor símbolo de entrega de patriotismo.

El Gran Comandante nos dijo un día: “Nadie tiene más amor que el que da la vida por sus amigos”. Esta verdad del Evangelio se hizo realidad en el Charly Monterrosa: él amaba a su pueblo, a su gente, entre más sencilla mejor, y ellos le amaban también. Amaba a sus soldados, eran sus hijos adoptivos, y los amaba tanto como a sus hijos de sangre, se preocupaba por ellos, por su alimentación, por la calidad de sus armas y municiones, sus uniformes y su transporte, vivía pensando en sus soldados, nunca se valió de su cargo para beneficio personal, no dejó fortuna conocida, murió como los grandes, pobre, llegó a la presencia de Dios con la carga de sus buenas obras, de sus virtudes, le dio parte al Señor de la Misión Cumplida y pasó a recibir el premio reservado a los siervos buenos y fieles.
Morir por la Patria representó el cierre de una vida que se inició con su juramento de fidelidad a la bandera siendo un nobel Caballero Cadete, renovó día a día ese juramento, probó permanentemente que estaba dispuesto a cumplirlo sin temor, con el valor de los héroes, lo dió todo y desgraciadamente no todos reconocen esa entrega, ese sacrificio, esa hidalguía, ese coraje, ese arrojo sin par en la historia del Ejército Nacional.

En el trote cantabamos aquella canción que decía: “Es mi orgullo ponerme el uniforme/que distingue al soldado nacional/ y en moriri por mi patria estoy conforme/ ser herido aunque vaya al hospital/ el fusil es mi amigo inseparable/ yo con él me presento a la instrucción…, portar el uniforme era un orgullo para el Charly, un honor, un compromiso de entrega total por los más altos intereses de la Patria. Portó con orgullo el uniforme caki del Batallón de Paracidistas a quienes nos dejó el simpático trote de la Fuerza Aérea hasta el redondel Masferrer, portó el verde olivo, el camuflaje francés, el camuflaje gringo, lo sudó, lo ensució, lo honró como nadie lo ha hecho en la hostoria de los heroes salvadoreños. Como nadie lució el parche del Atlacatl, parecía que era la misma personificación del héroe legendario que había cambiado el arco vengador por el M-16. Kepis, sombrero, gorra y boina ocre sustituyeron el penacho de plumas que cubrieron la cabeza visible del Ejército Salvadoreña. Lider indiscutible, voz de mando, azimut efectivo, coordenada de la victoria, tiro certero, coraje, todas estas caracteristicas de nuestro recordado heroe.
ahora descansa merecidamente en el seno de Dios, inspira a las nuevas generaciones de soldados. Un día la Patria reconcoerá públicamente su entrega y heroismo y levantará un monumento imperecedero a la memoria del titán del camuflaje. ¡Barrios!
Por la Patria y con Dios

Sgto. Guido Miguel Castro

Wednesday

18

November 2009

0

COMMENTS

Monterrosa y el pueblo salvadoreño

Written by , Posted in Historias/Prensa

Visitando el museo de historia militar podemos encontrar una sección dedicada al mejor de los soldados que ha parido nuestra Gloriosa Fuerza Armada, el Charly Domingo Monterrosa Barrios, entre algunas de sus pertenencias se encuentra un billete de cinco colones enmarcado. La hostoria de este billete es la siguiente: Encontrándose el Charly en un operativo en Morazán, al frente de sus tropas del Batallón Atlacatl, salió del interior de un humilde rancho un anciano de más de setenta años, quien sacándo el billete se lo ofreció al Heroe de Joateca diciéndoles: “Mi Coronel, tome este pistillo, lo tenía guardado para cuando usted viniera, yo ya estoy viejo y no puedo acompañarlo, pero con esto puedo ayudarlo en su lucha por la Patria”, el hombre de acero se quebró ante la hidalguía de aquel verdadero salvadoreño y abrazándolo aceptó honrado el billete. Por supuesto no lo gastó, lo guardó como un tesoro, y a la primera oportunidad lo mandó a enmarcar y lo colocó en un lugar visible en su despacho y cada vez que lo observaba sus ojos se humedecían y su compromiso por la libertad se fortalecía y en los momentos más duros del combate aquel anciano se convirtió en una inspiración.

Seguramente ese anciano ya murió, y ahora puede compartir los ideales del Charly juntos en el cielo, en comunión con Aquel que siempre guió sus pasos y que en un momento determinado lo llamó a su lado para que formara algunos Batallones de Reacción Inmediata en los Ejércitos celestiales al mando del Charly Miguel Arcángel.

Gloria al hombre que supo cumplir con su juramento de soldado ofrendando hasta la última gota de sangre y hasta el último de sus alientos vitales.

 

Por la Patria y con Dios

 

Guido Castro


      

      

Thursday

29

October 2009

7

COMMENTS

Por la Patria y con Dios

Written by , Posted in Fotos y videos, Historias/Prensa

Cuando mi Coronel Monterrosa murió yo estaba todavía en el colegio, pero desde siempre lo admiraba. Recuerdo el día 25 de octubre de 1984, llegaba del colegio cuando estaban radiando la muerte de su asesinato. Sentí un nudo en la garganta y empecé a llorar a solas, como lloran los hombres, me inqué y elevé una oración al Comandante General que había decidido llamar al mejor de sus soldados en El Salvador, lo llamó diciéndole: “Siervo bueno y fiel, pasa a gozar eternamente del premio preparado para los que como tú, supieron cumplir su deber con honor”.

Luego fue mi inspiración en el Batallón de Paracaidistas, a él le dediqué mi primer salto y sinceramente el miedo pasó rápido, lo disfruté y sentí que él sostenía mi arnés. Luego en las largas noches operando veía las estrellas y pensaba que desde ahí nos daba las orientaciones de combate. Su vida era un testimonio.

Una vez llegamos a San Antonio del Mosco y una señora de nombre Eugenia nos contó que mi Charly se quedaba a dormir en su corredor, colocaba su hamaca y se dormía mientras pedía, no ordenaba, que le hicieran comida a sus muchachos, y al final pagaba generosamente las tortillas, los frijoles, el huevito, el queso y el pedacito de panela que le daban a cara BIRI Atlacatl. Siempre caminaba al frente de la tropa, usaba el M16 corriente, nunca quiso la comodidad del A2, vestía como todos y nunca buscó privilegios. ¿Quien no iba a dar la vida por él?

Platicando con terengos que han quedado en Perquín, todos admiten que cuando llegaba el Atlacatl o los Aerotransportados se ponían a temblar, corrían como cotusas huyendo de la furia del charly Monterrosa. La foto cruzando el Torola es un testigo mudo de la valentía, el arrojo y la entrega que demostraba en el combate. El monte era su terreno natural. Lo hacía con patriotismo, amando a su pueblo, y la gente lo amaba a él. Prueba de ese amor son las mentes torcidas que lo tratan de difamar y mancillar su memoria, pero los que lo tuvimos como fuente de inspiración debemos velar por resguardar su memoria y esperar el mejor momento histórico para enaltecerla y transmitirla a las nuevas y futuras generaciones.

Monterrosa es la síntesis de Morazán, Barrios, Bracamonte, Arce, Belloso, Azmitia y Calito, es la personificación del héroe desconocido que desde 1823 ha sabido defender la enseña patria contra los malos hijos que han pretendido mancillarla.

Por la Patria y con Dios

Sgto. Guido Miguel Castro