Coronel Domingo Monterrosa

Memorias del TCnel. Art. DEM Domingo Monterrosa Barrios. Héroe, estratega militar y aguerrido soldado Salvadoreño comprometido con el pueblo, sus tropas, la Fuerza Armada y la constitución de la República de El Salvador

Operacion Rescate Archive

Friday

20

February 2015

0

COMMENTS

Montañas de Morazán: La Muda Verdad de El Mozote

Written by , Posted in Historias/Prensa, Operacion Rescate

montanas_morazan

 

Montañas de Morazán: La Muda Verdad de El Mozote

¿Sabes disparar?

Sí

¿Cuántos años tienes?

Trece*

*Extracto del video “Morazán: Territorio Liberado por el ERP”

En esta primera entrega  de “Montañas de Morazán: La Muda Verdad de El Mozote” se da respuesta a muchas de las preguntas que han surgido en torno al evento del caserio El Mozote ocurrido en diciembre de 1981. Por años la izquierda, organizaciones afines, pseudo-periodistas y equipos de propaganda alineados con el mal, han manejado una versión vulgar y desproporcionada de la realidad. Los testimonios y los resultados de una investigación realizada por el Departamento de Estado de los Estados Unidos de América, así como los datos de periódicos y libros de varios autores, arrojan una versión muy distinta a lo que los izquierdistas y sus troles gritan en el ciberespacio.

Hay que contar las cosas como son, por esa razón abordamos detalles poco conocidos de los hechos ocurridos en caserío El Mozote en diciembre de 1981.

¿Cómo comenzó todo esto que se habla sobre El Mozote?
Este mito inicia en diciembre de 1981 con nada menos que la radio propagandística de los insurgentes, “Radio Venceremos”, una emisora clandestina, capacitada para diseminar desinformación relacionada al conflicto que se vivía en El Salvador en ese entonces. La Radio Venceremos fue la responsable de tergiversar la realidad de lo sucedido en el caserío El Mozote, sacando así rédito propagandístico que ha explotado por décadas con la colaboración voluntaria o no voluntaria de medios internacionales tales como el New York Times. Como es bien conocido, la Radio Venceremos declaró masacre desde un inicio y así comenzaron sus esfuerzos por desprestigiar a la Fuerza Armada y al Gobierno que en esa época se encontraba en vísperas de recibir más asistencia militar y económica del gobierno de los Estados Unidos. Allí reside el fondo de la historia de El Mozote.

¿Qué es exactamente lo que ocurrió en el caserío El Mozote?
Hay que recalcar que difícilmente se podrán conocer todos los detalles de lo ocurrido en el caserío El Mozote porque los gobiernos en turno durante el conflicto y durante el proceso de negociación perdieron, desafortunadamente, la oportunidad de esclarecer bien los hechos y con eso contrarrestar la propaganda insurgente. Lo que si queda claro, después de investigar y recabar información de fuentes confiables, es que en el caserío El Mozote se dio un choque de gran magnitud entre insurgentes del ERP y fuerzas gubernamentales durante el desarrollo de un operativo militar.

Una de esas fuentes es el reporte ahora desclasificado y preparado en enero de 1982 por el Departamento de Estado de los Estados Unidos de América a través de la Embajada del mismo país en El Salvador. Dicho reporte concluyó lo siguiente con respecto al combate que se suscitó en el caserío El Mozote:

  • Quedó claro que los insurgentes (ERP) establecieron líneas defensivas en el caserío El Mozote.
  • Fue difícil establecer si hubo uso excesivo de fuerza por parte de las tropas del gobierno en contra de las personas que se encontraban en el caserío El Mozote.
  • Los insurgentes (ERP) no hicieron nada por proteger a los civiles que estaban en el caserío El Mozote a pesar de estar conscientes de la batalla que se avecinaba.
  • Civiles murieron durante la Operación Rescate (caserío El Mozote) pero no se encontró evidencia que confirmara el número de fallecidos que la radio propagandística del FMLN había divulgado.

En 1984 el TCnel. Domingo Monterrosa fue cuestionado por periodistas sobre el caso en el caserío El Mozote durante una conferencia de prensa. En dicha oportunidad, él manifestó que fuerzas del Batallón Atlacatl fueron emboscadas por insurgentes del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) cuando estos se aproximaban al caserío El Mozote durante el desarrollo de una operación militar en la zona. Como consecuencia, se estableció un fuerte combate que duró aproximadamente cuatro horas. Las posiciones defensivas de los terroristas fueron eliminadas en su totalidad luego del agresivo enfrentamiento.

La Prensa Grafica

Periódico La Prensa Gráfica publicado el 19 de diciembre de 1981

¿Cuándo sucedió lo del caserío El Mozote y cómo se llamó la incursión militar de la Fuerza Armada en Morazán?
Las acciones militares en el caserío El Mozote se dieron durante el mes de diciembre de 1981 en el contexto de la operación militar “Rescate de Morazán”. Esta operación inició el 08 de diciembre y culminó el 19 de diciembre de 1981, de acuerdo a múltiples fuentes consultadas.

¿Porqué el Ejército realizó la Operación Militar “Rescate de Morazán”?
Es de conocimiento público que la organización terrorista ERP había hecho de Morazán la principal retaguardia del FMLN durante los inicios del conflicto. Los periódicos La Prensa Gráfica y El Diario de Hoy, en publicaciones hechas en noviembre y diciembre de 1981, explicaron que desde diciembre de 1980 el ERP había sido el responsable de la destrucción de la infraestructura eléctrica, destrucción de alcaldías y demás instituciones del gobierno en el área norte de ese departamento. Las únicas poblaciones que contaban con energía eléctrica esporádicamente eran Lolotique y Cacaopera, indicó la nota de La Prensa Gráfica en diciembre 10. Postes y torres de energía eléctrica permanecieron en el suelo por meses. Los servicios que dependían de energía eléctrica estaban en desuso, complicando la vida normal de los residentes en Morazán, de acuerdo a El Diario de Hoy el 1 de noviembre de 1981. Según las fuentes citadas, el gobierno de la república consideró necesario rescatar la zona por el bienestar de sus residentes, principalmente por los problemas de insalubridad y hambruna que estaban experimentando los pobladores. Fue en ese momento que se llevó a cabo la intervención del Ejército a través de la Operación Militar “Rescate de Morazán”.

¿Quién dirigió la Operación Rescate de Morazán?
El periódico La Prensa Gráfica fechado miércoles 9 de diciembre de 1981 indicó claramente que la operación militar “Rescate de Morazán” estuvo bajo el mando y supervisión del Coronel Jaime Ernesto Flores, en ese entonces Comandante de la Tercera Brigada de Infantería. Según la misma publicación, el Coronel Flores contó con el apoyo del Coronel Linares, Comandante del Regimiento de Gotera (Destacamento Militar No. 4). En base a otras publicaciones se deduce que el Coronel Flores y el entonces Ministro de la Defensa, Coronel José Guillermo García, fueron también los principales voceros de la operación militar.

¿Qué unidades militares participaron en dicha operación militar?
De acuerdo a La Prensa Gráfica con fecha 9 de diciembre de 1981, en la Operación Militar “Rescate de Morazán” participaron unidades de la Tercera Brigada de Infantería, el Regimiento de Gotera, la Brigada de Artillería, la Fuerza Aérea, la Guardia Nacional, la Policía de Hacienda, la Policía Nacional, Defensas Civiles y el recién creado Batallón de Infantería de Reacción Inmediata Atlacatl (BIRI Atlacatl). A este esfuerzo se agregó una unidad de la Quinta Brigada de Infantería.

¿Cuántos miembros de la Fuerzas Armada participaron en la Operación Militar?
Varios periódicos de la época reportaron la participación de entre 1,500 a 2,000 efectivos de la Fuerza Armada de El Salvador.

¿Es cierto que la Fuerza Armada bloqueó el acceso de personas y vehículos a Morazán? ¿Por qué?
Fueron precisamente los terroristas insurgentes del ERP los primeros en crear barreras para bloquear el acceso a la zona. El periódico la Prensa Gráfica del 10 de diciembre de 1981, indicó que se encontraron zanjas de 3 metros de ancho por 3 metros de profundidad en las calles que comunicaban la ciudad de Gotera con Arambala, Jocoatique, Perquín, Joateca y Meanguera. Asimismo, La Prensa Gráfica reportó en su publicación del 11 de diciembre de 1981, que los insurgentes habían cerrado las rutas de acceso con hondas trincheras y a la vez habían cortado las líneas telefónicas.

En las publicaciones antes mencionadas, se confirma que la Fuerza Armada también limitó, y en algunos casos bloqueó, el acceso a las zonas conflictivas por razones obvias. Retenes fueron establecidos en los principales puntos para evitar la fuga de los grupos insurgentes y el apoyo a los mismos, además de minimizar las posibilidades en que la población civil se viera afectada por el fuego cruzado, de acuerdo al mismo periódico.

¿Es cierto que en el caserío El Mozote murieron civiles de afiliación evangélica que nada tenían que ver con la guerra?
Todo apunta a que si murieron “civiles” de afiliación católica y evangélica en la batalla que se libró en el caserío El Mozote ¿Estaban ellos ligados a las actividades del grupo terrorista ERP? La respuesta es sí y así lo explicó el reporte del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América:

  1. El caserío El Mozote se ubica a unos 25 kilómetros al norte de San Francisco Gotera, la capital del departamento de Morazán. El caserío El Mozote se encontraba en el corazón de la zona bajo asedio constante de los insurgentes del ERP.
  2. La investigación confirma que los pobladores del caserío El Mozote estaban colaborando, de manera voluntaria o involuntaria, con los insurgentes.
  3. El reporte también reveló que los insurgentes movilizaron a sus simpatizantes dentro del área de influencia en el norte de Morazán para hostigar a las unidades militares de la Fuerza Armada mientras estos avanzaban en la zona.
  4. La fuerzas insurgentes se habían reestablecido permanentemente en el caserío El Mozote desde agosto de 1981.
mapa_morazan_mozote

Área de operaciones del ERP en Morazán, El Salvador

Con esto último se entiende que en el caserío El Mozote existía una base o un campamento del ERP.

Como se puede observar en el mapa adjunto, El Mozote era parte de las líneas defensivas del ERP. Dicho caserío era parte de una red de comunidades que jugaban un papel estratégico para los insurgentes terroristas.

¿Cómo y por qué se incorporó el BIRI ATLACATL a la Operación Militar “Rescate de Morazán”?

El BIRI Atlacatl fue helitransportado hacia la zona de Perquín, Morazán el 8 de diciembre de 1981. Su misión era el asalto al puesto de mando del ERP ubicado en el campamento de La Guacamaya al sur del caserío El Mozote. El asalto se dio con éxito el día 12 de diciembre, quedando desbaratado el bastión en la Guacamaya. La Radio Venceremos quedó fuera del aire por varios días cuando un transmisor y equipo técnico de esta misma fueron confiscados en el campamento Joya del Volcancillo en las cercanías de Jocoatique. Varias fuentes confirman esto último, incluyendo La Prensa Gráfica del 14 de diciembre.

El mapa interactivo adjunto ilustra los ejes de avance de todas las Unidades Militares que participaron en la operación “Rescate de Morazán”, tal y como lo relata el Capitán Abraham Alberto Marín López en su libro “Batallón Atlacatl: Génesis y Ocaso”.

¿Porqué ingresó el BIRI ATLACATL al caserío El Mozote?
Tal y como se puede observar en el mapa virtual, el caserío El Mozote era un punto en la ruta de la Agrupación 1 del BIRI Atlacatl hacia el campamento terrorista en La Guacamaya. El objetivo no era llegar al caserío El Mozote, sino más bien destruir el campamento de La Guacamaya. La razón porque se dio una batalla en el caserío El Mozote es estrictamente responsabilidad de las fuerzas terroristas del ERP.

¿Cómo se dio esa batalla en el caserío El Mozote?
De acuerdo a la versión compartida por el TCnel Domingo Monterrosa a periodistas, las fuerzas del BIRI Atlacatl avanzaron hacia La Guacamaya y estas fueron emboscadas a medida que se aproximaban al caserío El Mozote. Eventualmente los elementos del BIRI Atlacatl respondieron al fuego y entablaron combate, logrando deshabilitar la defensa enemiga con fuego de fusilería y múltiples disparos de calibre 90mm (bazuca). Al ingresar al caserío las tropas fueron nuevamente atacadas desde las casas en sus alrededores. Los del BIRI Atlacatl repelieron nuevamente el ataque, quedando el caserío parcialmente destruido.

El documento desclasificado del Departamento de Estado de EE. UU. y el libro del Capitán Abraham Alberto Marín López “Batallón Atlacatl: Génesis y Ocaso” revelan que las acciones combativas en el caserío El Mozote duraron aproximadamente cuatro horas.

¿Es cierto que el TCnel. Domingo Monterrosa ordenó y dirigió las acciones en el caserío El Mozote?
Falso. El TCnel. Domingo Monterrosa Barrios nunca dirigió y participó en las acciones que se dieron en el caserío El Mozote. Es conocido por muchos que el TCnel. Monterrosa estuvo fuera del área de operaciones por un período de 48 a 72 horas luego que las unidades del BIRI Atlacatl desembarcaron en los alrededores de Perquín. Técnicamente el no tuvo el mando de sus tropas durante las acciones en el caserío El Mozote. En términos militares, “no tener el mando de la tropa” significa que la responsabilidad del desempeño de las tropas recae en el oficial a quien se le transfirió el mando.

Está de más decir que el TCnel. Domingo Monterrosa negó en repetidas oportunidades a los miembros de la prensa internacional haber participado en las acciones en el caserío El Mozote cuando estos lo cuestionaban al respecto. Su testimonio puede ser verificado en las declaraciones que dio él durante la entrevista realizada en agosto de 1984.

Asimismo, el periodista Mark Danner, de clara afiliación izquierdista, comparte en “La Verdad Sobre El Mozote”  —libro que posteriormente fue traducido a “Las Luciérnagas en El Mozote”— el testimonio de un asesor militar norteamericano. Danner relata la conversación con el asesor:

“…no menos de diez asesores militares (norteamericanos) trabajaban en aquel entonces con el Batallón Atlacatl. De acuerdo a uno de ellos, unos días después de la masacre, habían telefoneado a la base del Atlacatl en la Libertad. ‘Llamaron y pidieron hablar con Domingo Monterrosa, querían conversar con él acerca de algo que había pasado durante el operativo’, me relató el asesor”.

El izquierdista Danner continúa narrando el testimonio del asesor americano y dice lo siguiente:

“Pero Monterrosa subió a su helicóptero y dijo: ‘Si quieren hablar conmigo, estaré allá con mis tropas’ y agregó: ‘si voy y dejo que hablen de esto, nunca podré hacer que alguien vaya al frente de batalla y pelee por mi otra vez’. A continuación, subió a su helicóptero y despegó de regreso a Morazán”

Es precisamente en ese momento que el TCnel. Domingo Monterrosa se embarcó de regreso a Morazán y retomó el control de sus tropas. Su instinto de guerrero y sus conocimientos en guerra contra-insurgente le permitieron deducir que la campaña de difamación estaba por comenzar.

¿Es cierto que el objetivo de la Fuerza Armada durante la Operación Militar “Rescate de Morazán” fue realizar una masacre en El Mozote?
Falso. Tal y como se explicó, el caserío El Mozote estaba en el eje de avance de la Primera Agrupación del BIRI Atlacatl y los terroristas habían establecido allí una posición defensiva para detener su avance hacia el campamento “La Guacamaya”. Esa es la única razón que explica el por qué los BIRI ATLACATL establecieron combate en el caserío El Mozote. Fueron precisamente las fuerzas de los insurgentes del ERP los que provocaron ese enfrentamiento.

¿Porqué el TCnel Monterrosa estuvo fuera del área de operaciones?
Se manejan varias versiones:

  1. Al TCnel. Domingo Monterrosa no le tocaba conducir las tropas del BIRI Atlacatl en la Operación Militar “Rescate de Morazán” puesto que el mando de dicha unidad se rotaba para evitar el desgaste físico y mental del personal.
  2. Al TCnel. Domingo Monterrosa se le ordenó salir del sector por diferencias con respecto a la conducción de la Operación Militar “Rescate de Morazán”.
  3. El TCnel. Domingo Monterrosa tuvo que salir en una misión oficial fuera del país.
  4. El TCnel. Domingo Monterrosa tuvo que incorporarse a una capacitación en San Salvador o en la sede del BIRI Atlacatl.

¿Significa lo anterior que el TCnel. Monterrosa no fue quien dirigió la Operación Militar “Rescate de Morazán”?
Como se explicó anteriormente, la Operación Militar estaba bajo el mando del Coronel Jaime Flores, quien en 1981 era el comandante de la Tercera Brigada de Infantería y Tercera Zona Militar. La Operación Militar “Rescate de Morazán” se dio dentro del sector territorial que a él le correspondía.

Se dice que en el caserío El Mozote murieron muchos niños, ¿por qué?
Las exhumaciones realizadas por antropólogos en el caserío el Mozote en 1992; es decir 11 años después de ocurrida la supuesta masacre, encontraron muchos restos de menores de aproximadamente 12 años de edad. Con respecto a lo anterior, no es ningún secreto que el FMLN, en violación de los más fundamentales derechos de la niñez, tenía la práctica de entrenar niños para la guerra. Estos eran entrenados política y militarmente.

La siguiente fotografía muestra claramente a tres de niños de 12-14 años posando para la cámara del fotógrafo Italiano Giovanni Palazzo. Esta y otras fotografías fueron publicadas por el blog El Faro en el año 2014.

Foto: Giovanni Palazzo/Museo de la Palabra y la Imagen.

El video adjunto elaborado por la Radio Venceremos en 1980, es decir, un año antes de los hechos en El Mozote, muestra con mucha claridad la abominable práctica de entrenar a los niños de Morazán para la guerra. Observen como a los niños se les entrenó para el uso de diferentes rifles de asalto y preparación de bombas.

Entendiéndose que en el caserío El Mozote existía una base de los insurgentes y que el ERP se aprovechaba de menores al entrenarlos para matar, no queda la menor duda que muchos de los restos de niños encontrados en El Mozote claramente podrían haber pertenecido al grupo de insurgentes que emboscaron a la Primera Agrupación BIRI Atlacatl. Lo único que separaba a estos niños y adultos de verse como combatientes o humildes campesinos era su armamento de guerra.

¿Es cierto que en El Mozote murieron más de 1,000 personas y que allí existía una escuela militar de la guerrilla?

PROXIMAMENTE

Fuentes:

  • Lydia Chavez (26 Aug 1984). EL SALVADOR’S MILITARY TRYING TO WIN PEASANTS AND BATTLES. The New York Times, A.1.
  • Museo de la Palabra (junio 1980). Morazán: Territorio Liberadio por el ERP. Enlace: https://www.youtube.com/watch?v=qGiFkD7Jhzg#t=18
  • Report on Alleged Massacre (1982). U.S. Department of State. Embassy San Salvador
  • Avanza Ejército en Zonas de Morazán (10 de diciembre 1981) La Prensa Gráfica, P.2
  • Inició Ayer Operación de Contrainsurgencia del Ejército (9 de diciembre de 1981) La Prensa Gráfica, P. 3
  • Zona del Norte de Morazán Completamente a Oscuras (1 de noviembre de 1981) El Diario de Hoy, P. 13
  • Captura Emisora Venceremos la F.A. (14 de diciembre de 1981) La Prensa Gráfica, P. 2

El blog de Domingo Monterrosa no es responsable de la opinión de sus colaboradores y los comentarios de sus visitantes.

Sunday

21

December 2014

0

COMMENTS

Sunday

25

November 2012

4

COMMENTS

MONTERROSA NO ESTUVO EN EL MOZOTE

Written by , Posted in Historias/Prensa, Operacion Rescate

No menos de diez asesores militares (norteamericanos) trabajaban en aquel entonces con el Batallón Atlacatl. De acuerdo con uno de ellos, unos días después de la “masacre” habían telefoneado a la base del Atlacatl en la Libertad “Llamaron y pidieron hablar con Domingo Monterrosa, querían conversar con él acerca de algo que había pasado (en el caserio Mozote) durante el operativo”.

El blog de Domingo Monterrosa no es responsable de la opinión de sus colaboradores y los comentarios de sus visitantes.

Los terroristas del FMLN siempre guardaron un odio irracional contra el Tte. Cnel. Domingo Monterrosa Barrios por su liderazgo, por su eficiencia y por su carisma como militar, el cual lo transmitía a las tropas que dirigía.

A raíz de la operación “Rescate de Morazán” o tambien conocida como “Operacion Rescate”, realizada a principios de diciembre de 1981, dirigida por el Coronel Flores, Comandante de la Tercera Brigada de Infantería, en la que participó el recién creado Batallón Atlacatl, la izquierda comunista (FMLN) y maoísta (ERP), iniciaron una campaña de mentiras y descrédito contra el Ejército, con el fin de, en ese momento, impedir que se aprobara la certificación que permitiría el aumento de la ayuda militar norteamericana con la llegada de Ronald Reagan al poder.

A raíz del operativo y el enfrentamiento en el Mozote, en el que la guerrilla se escudó en la población civil que mantenían retenidos como “masas” y que les servían para alimentarlos y servir de mensajeros y mil usos, empezaron a magnificar los hechos presentándolo como una “matanza” realizada por el nuevo Batallón que ya sabían, sería su peor azote durante la guerra.

Uno de estos terroristas, el venezolano Carlos Henríquez Consalvi, encargado de la llamada Radio Venceremos, ahora ha creado una ONG llamada Museo de la Palabra y de la Imagen, desde la cual editó un libro titulado “Luciérnagas del Mozote”, en el que incluye un resumen de un reportaje del periodita norteamericano Mark Danner, en el cual vuelve a confirmar que la gran mayoría de los cadáveres encontrados, tal como lo afirma la Comisión de la verdad eran de niños, es razonable que un Batallón de Reacción Inmediata como el Atlacatl trabara combate contra más de cien niños del Mozote?, y por otra parte, en una comunidad de 24 casas podían vivir 128 niños?

Resulta indudable que los cadáveres fueron colocados en el lugar para después traer corresponsales extranjeros y lanzar en periódicos norteamericanos, precisamente en dos de los periódicos más influyentes en la política norteamericana, un cuento construido con cadáveres de niños que presentaran al ejército salvadoreño como masacrador de menores de edad, algo que que ni antes ni después del Mozote se repitió nunca, en momentos en que se discutía la aprobación de ayuda militar y económica a El Salvador.

Con respecto a nuestro héroe, el periodista se refiere al Cnel. Monterrosa en los siguientes términos: “El Coronel Monterrosa , que en ese momento era el comandante de campo más célebre del Ejército salvadoreño, estaba obsesionado con la Radio Venceremos”, de hecho, la persiguió durante toda su vida sacándola constantemente del aire, pero por su naturaleza, los terroristas lograban sustituir los componentes y seguían transmitiendo, convirtiendo la tal emisora en una especie de heroína de la guerra.

Afirma dicho periodista que “Monterrosa se había graduado en 1963. En los archivos aparece en el cuarto legal de excelencia (¿?), en una promoción de diecinueve. Como testimonio del respeto que inspiraba, aún hoy muchos oficiales lo recuerdan como el número uno en todo. En la Escuela Militar fue desde el principio una persona magnética y carismática. Pequeño, con el rostro simple y nariz de campesino, caminaba con un paso largo y rígido, lo que le convertía en una figura poco marcial distingible de lejos. El general Adolfo Blandón, quien cursaba su último año en la Escuela Militar cuando Monterrosa llegó al primer lugar, recuerda “Se colocó inmediatamente como el mejor de su clase; tenía los promedios más altos en los estudios, una excepcional condición física y conocimiento de los conceptos de la guerra”- Por supuesto, tal prestigio entre sus colegas lo convertían en una figura “presidenciable”. Monterrosa era, para Blandón “la excepción”, un salvadoreño cien por ciento soldado, un lider natural, un hombre de armas nacido como tal. Un militar nato con la rara aptitud de inculcar lealtad a sus hombre”.

En el escenario de la Operación Rescate de Morazán, el periodista sitúa a mi Charly en el inicio cuando en la ciudad de Perquín entregó un listado a los oficiales que dirigirían el operativo para que ubicaran a 10 hombres que servirían de guías, conocidos en el caló militar como “chaneques”, para orientar a las fuerzas en el terreno poco conocido por las unidades participantes.

El periodista traslada testimonios de supuestos testigos, proporcionados por la misma guerrilla, entre ellos una especie de “guía”, ya que su visita al lugar fue coordinado por el FMLN meses después de la Operación.

Sin embargo, más adelante relata: “…no menos de diez asesores militares (norteamericanos) trabajaban en aquel entonces con el Batallón Atlacatl. De acuerdo con uno de ellos, unos días después de la “masacre” habían telefoneado a la base del Atlacatl en la Libertad “Llamaron y pidieron hablar con Domingo Monterrosa, querían conversar con él acerca de algo que había pasado durante el operativo”, me relató el asesor.

En otras palabras, los asesores gringos se dieron cuenta que había pasado algo porque estaban en el puesto de mando de Oscicala y Monterrosa no había estado en esa ocasión en el teatro de operaciones…

Continúa diciendo: “Pero Monterrosa subió a su helicoptero y dijo: “Si quieren hablar conmigo, estaré allá con mis tropas” y agregó: “si voy y dejoque hablen de esto, nunca podré hacer que alguien vaya al frente de batalla y pelee por mi otra vez”. A continuación, subió a su helicóptero y despegó de regreso a Morazán”

Evidentemente el Coronel Monterrosa se dirigió a levantar la moral de la tropa porque la campaña de desprestigio había comenzado.
Fuentes dignas de crédito afirman que mi Charly Monterrosa fue sacado por dos días del escenario del operativo, y regresó cuando los hechos del Mozote habían pasado, ya que en su ausencia habían quedado las tropas al mando de oficiales.

La presencia de civiles en los escenarios de combate eran siempre por iniciativa de los terroristas, ya que de esa manera les era más fácil esconderse, escapar o inculpar al ejército de cualquier baja civil que se produjera en los combates.

Por ejemplo durante la llamada Ofensiva Final, los guerrileros se escudaron entre la población civil creyendo que la gente los apoyaría y se les unirían, de hecho llevaban mucho armamento nuevo para ser repartido, pero todo el mundo los rechazó y la gente salió de las zonas de combate, lo que permitió a partir del quinto día de la Ofensiva el uso de la aviación por parte del Ejército, lo que fue decisivo para su expulsión definitiva de las principales ciudades del País.

El Coronel Monterrosa siempre se preocupó de la seguridad de los civiles. Al ingresar a los pueblos, una vez liberados de los terroristas, se interesaba por la atención médica y el traslado de enfermos graves o heridos entre la población civil, siempre fue un militar muy humano que ni siquiera maltrataba a sus tropas en el entrenamiento.

El comunismo se sostuvo durante más de cien años con mentiras que al final terminaron en un fracaso, el paraíso comunista nunca llegó, y los terroristas salvadoreños siguen sosteniendo las mentiras de la guerra para continuar vendiéndolas y consiguiendo millones de dólares a través de sus organizaciones no gubernamentales en el Mozote y en todas partes, tratando de repetir dichas mentiras hasta que se consideren verdades irrefutables, pero todo el entramado de mentiras tejidas alrededor de mi Charly Monterrosa las iremos destruyendo una a una, como un nuevo Batallón Atlacatl, que en vez de fusiles tendremos las ideas de la verdad y la justicia.
El epíteto de “Ángeles del Infierno” con el que se denominaban sus soldados era porque precisamente su llegada a los teatros de combate le generaba un infierno a los terroristas y la mayoría de los que osaban enfrentarse con el glorioso Batallón Atlacatl eran enviados directamente al averno, junto al demonio que los había utilizado en vida para llevar dolor y terror a nuestro pueblo.

La verdad un día brillará e iluminará como el sol a nuestro pueblo.

Por la Patria y con Dios

Sgto. Guido Miguel Castro

Friday

9

November 2012

0

COMMENTS

LOS APARATOS DE PROPAGANDA DEL COMUNISMO INTERNACIONAL

Written by , Posted in Editorial, Operacion Rescate

El blog de Domingo Monterrosa no es responsable de la opinión de sus colaboradores y los comentarios de sus visitantes.

Desde principios del Siglo XX, las organizaciones comunistas como el Socorro Rojo Internacional. la Unión Soviética y sus satélites como Cuba a partir de 1959, han organizado todo un aparataje internacional de propaganda que ha permeado hasta organizaciones internacionales como la ONU para desprestigiar a las Fuerzas Armadas de todo el mundo y promover el homosexualismo, el aborto y el ateísmo.
Desgraciadamente las organizaciones democráticas, liberales y conservadoras nunca han podido contrarrestar esas organizaciones que se manifiestan a través de organizaciones no gubernamentales que son apoyados por gobiernos comunistas y socialistas como Suecia.
Los delincuentes terroristas del FMLN se han apoyado siempre en ese tipo de organizaciones para desprestigiar la labor institucional de la Fuerza Armada durante la guerra, haciéndolo aparecer como la gran violadora de los derechos humanos, cuando lo único que hicimos fue defender la institucionalidad del País y cumplir con su papel constitucional.
Durante la guerra el FMLN era apoyado por un frente político denominado FDR que viajaba por todo el mundo pintando al FMLN como los grandes libertadores del País y la cancillería no era capaz de contrarrestar esa propaganda.
Esa tarea era apoyada por periodístas sensacionalistas y amarillistas que repetían esas mentiras en grandes medios de comunicación que las hacían ver como hechos reales sin ningún tipo de prueba, argumentando que por estar en zona conflictiva era imposible obtener las pruebas fotográficas o audiovisuales necesarias.
El Mozote no escapó de esta trampa y ahora esa mentira se ha convertido en una inversión millonaria manejada por los comunistas y que anualmente reciben grandes cantidades de dinero en concepto de ayuda para los familiares de las supuestas víctimas cuando afirmaron en su momento que no habían quedado sobrevivientes.
Lo han convertido en un lugar de turismo que les deja grandes réditos para sus campañas políticas y su beneficio personal y lo han transformado en una plataforma de propaganda en la que hasta el actual Presidente se ha dejado engatuzar.
Quiero hacer un llamado para que los que creemos en nuestra Fuerza Armada y particularmente en nuestro Charly Monterrosa, que tengamos la valentía de elevar la voz para defender la dignidad institucional de la Fuerza Armada ya que desde su seno nadie es capaz de hacerlo.
Ojalá este mensaje llegara a mi Coronel Natividad de Jesús Cáceres, quien era el Ejecutivo de nuestro querido Batallón Atlacatl, para que se pronunciara sobre la verdad del Mozote y podamos limpiar las mentiras lanzadas por el comunismo internacional.
Por la Patria y con Dios

Sgto. Guido Miguel Castro

Monday

5

November 2012

3

COMMENTS

MÁS CONTRADICCIONES SOBRE EL MOZOTE, CONFIRMACIÓN DE UNA FARSA MEDIÁTICA

Written by , Posted in Operacion Rescate

El blog de Domingo Monterrosa no es responsable de la opinión de sus colaboradores y los comentarios de sus visitantes.

Los delincuentes terroristas del ERP, al entrar a la vida civil, se dieron a la tarea de divulgar una serie de mentiras que al final pareciera que para muchos se han vuelto verdades, siguieron el mismo método del Ministro de Propaganda nazi, Goebels, quien decía que de tanto repetir una mentira se vuelve verdad.
En uno de sus panfletos, editado precisamente por la UCA, titulado “Las mil y una historias de Radio Venceremos”, en torno a la supuesta masacre del Mozote hablan de una cifra exacta de “1009 muertos”!!!!!!!!!, de ahí se empezó a repetir esa mentira y de unos cuantos ranchos aparecieron más de mil muertos, el equivalente a la densidad poblacional de cuatro kilómetros cuadrados de El Salvador, en un lugar que a esas alturas del conflicto había sido deshabitado en buena parte por sus pobladores que se habían refugiado en el Campamento de Colomoncagüa o a casas de familiares a San Miguel, San Salvador u otras ciudades o pueblos del país.
Posteriormente afirman que el Batallón Atlacatl disparó a los ocupantes de la Iglesia con ametralladoras M-60 cuya munición es calibre 7.62, igual que los fusiles alemanes G-3 o los norteamericanos M-14, mientras el famoso informe de la comisión de la verdad habla de casquillos de munición 5.56 mm de fusiles M-16, ni siquiera en eso se pusieron de acuerdo.
Hablan que los soldados arrojaban a los niños al aire y los atravesaban con las bayonetas en el aire, ¿acaso los menores no fueron muertos por herida de bala en la cabeza según la famosa comisión? También afirman que las mujeres fueron apartadas y violadas en masa y luego asesinadas, raramente el informe no incluye a estos cadáveres.
Hablan también de niños introducidos a los hornos para hacer pan y carbonizados en los mismos, adonde se habla de esas evidencias.
Afirman de manera atrevida y audaz que mi Coronel Domingo Monterrosa comandaba las tropas que supuestamente cometieron esos abusos. No existe prueba alguna de ello y claramente se deduce que toda la mentira se ha urdido con la finalidad de ensuciar su nombre y la del Batallón Atlacatl, no de buscar la verdad.
Desgraciadamente muchos han repetido esas mentiras como afirmaciones propias y otros, con su cobardía, lo han permitido. Levantemos nuestra voz con valentía o eternamente tendremos que aceptar con vergüenza nuestra cobardía ante nuestros hijos y nietos. Prefiero morir con honor que vivir traicionando los principios que una vez juré ante la Bandera defender aun a costa de mi propia vida.
Por la Patria y con Dios.
Sgto. Guido Miguel Castro

Monday

5

November 2012

1

COMMENTS

CONTRADICCIONES DE LAS AFIRMACIONES SOBRE EL MOZOTE

Written by , Posted in Operacion Rescate

El blog de Domingo Monterrosa no es responsable de la opinión de sus colaboradores y los comentarios de sus visitantes.

Como resultado de los espúreos acuerdos entre Cristiani y los delincuentes terroristas del FMLN, se elaboró el llamado Informe de la Comisión de la Verdad, titulado “De la locura a la esperanza”, en el cual se pretendió señalar a la Fuerza Armada como la gran violadora de los derechos humanos y minimizar los crímenes de guerra del FMLN, ignorando crímenes atroces como la masacre de Nueva Trinidad, Chalatenango y los más de mil ejecuciones sumarias de las filas guerrilleras en el departamento de San Vicente, ordenadas por el actual candidato presidencial del FMLN.
Uno de los casos que coloca como ejemplarizantes de una supuesta conducta sistemática del Ejército, es el caso del Mozote, en el que se pretende imputar al Batallón Atlacatl y en particular a mi Coronel Domingo Monterrosa y otros jefes y oficiales, la autoría material de una masacre que nunca se ha probado existera.
Sin embargo, al analizar dicho informe en lo que respecta al caso del Mozote, encontramos una serie de contradicciones que desvirtúan totalmente ese panfleto comunista.
En primer lugar hablan de que “existe el relato de testigos que las presenciaron, así como de otros que posteriormente vieron los cadáveres, que fueron dejados insepultos”. Es de dominio público el show propagandístico que armó la UCA con la supuesta “única sobreviviente del Mozote”, llamada Rufina Amaya, a quien los guerrilleros cuentan que creían era la Sigüanaba porque era una demente que vagaba por los ríos y quebradas de la zona (Las Mil y una Aventuras de Radio Venceremos).
Entonces, era una única superviviente o varios los que presenciaron la supuesta masacre?
El citado informe habla de que en el Mozote habían una Iglesia y unas 20 casas. Suponiendo que vivían un máximo de 8 personas, estaríamos hablando de un caso extremo de 160 personas, lo cual nunca se daría porque es imposible que en todas las casas de una comunidad exista matemáticamente el mismo número de personas, pero supongamos que habían 160 personas, después se contradicen al hablar de 500 muertos.
Más adelante habla que el Batallón ingresó a Arambala, reunió a la población en la plaza separando hombres, mujeres y niños y posteriormente aparecieron muertos 3 hombres con heridas de

arma blanca, que en el cantón Cumaro no hubo muertos y que “hubieron otras ejecuciones masivas por unidades que no han podido identificarse con precisión”
Luego dan un salto para hablar de “los resultados de la exhumación” realizada 11 años después por supuestos antropólogos forenses izquierdistas traídos de Argentina, los cuales habían participado en multitud de procesos para inculpar a jefes militares argentinos, lo cual descarta cualquier objetividad en el informe resultante.
Se habla que todos los cuerpos se encontraban dentro de la iglesia que circundaban las 20 casas del cantón. La prueba irrefutable que presentan es la presencia de monedas y vainillas de proyectiles anteriores a 1981. ¿Acaso el FMLN no recibió 800 toneladas de pertrechos bélicos de la guerra de Vietnam dejados por las fuerzas norteamericanas en 1980 a través de Cuba y Nicaragua?
Luego afirman que se encontraron restos de 143 personas, de las cuales el 85% eran niños menores de 12 años, el resto, 5 adolescentes y 7 adultos.En las declaraciones que andaba divulgando la supuesta testigo de la UCA, ella habla de muchas mujeres gritando por sus hijos???? Si apenas eran 7 adultos, dónde están esas madres?
Pareciera más bien que el Mozote era un cementerio de niños muertos entre las filas guerrilleras y lo que fue un escenario de guerra se pretende hacer aparecer como el lugar de una masacre que se pretende imputar al Ejército y particularmente al glorioso Batallón Atlacatl y a sus jefes y oficiales, particularmente a mi Charly Monterrosa.
En 10 años, en una zona despoblada, de alta presencia guerrillera se pudo montar cualquier tipo de escenarios. Las contradicciones del informe hablan por ejemplo de 245 vainillas, que equivalen a poco más de 8 cargadores de M-16, algo ridículo para la magnitud de la masacre que se pretende exponer.
Resulta entonces evidente, que la leyenda del Mozote, de la cual también participó el actual Presidente de la República el pasado 16 de enero, volverá a ser colocada en la palestra en unos días, cuando se cumplan 31 años de la Operación Rescate de Morazán y se pretenderá, en el marco de la campaña presidencial que ha iniciado ilegalmente, volver a desacreditar a los héroes de la Fuerza Armada y manchar la gloria con la que se defendió la soberanía nacional, evitando que el trapo rojo del comunismo internacional ondeara en lugar de nuestro Pabellón Nacional, que nuestros soldados juraron un día defender aun a costa de sus propias vidas. Juraron cumplir y cumplieron!!!!!!
Por la Patria y con Dios.

Sgto. Guido Miguel Castro

Thursday

1

November 2012

1

COMMENTS

EL ODIO DE TOJEIRA CONTRA EL BATALLÓN ATLACATL Y EL CORONEL DOMINGO MONTERROSA

Written by , Posted in Operacion Rescate

Domingo Monterrosa y el pueblo Salvadoreno

El blog de Domingo Monterrosa no es responsable de la opinión de sus colaboradores y los comentarios de sus visitantes.

La máxima expresión de este odio se produjo en el binomio de un artículo que publicó Tojeira en el CoLatino sobre los sucesos del Mozote y la intervención de su ex alumno, Mauricio Funes, el 16 de enero de 2012 cuando despotricó contra los héroes de la Fuerza Armada.
Tojeira culpa de la muerte de sus compañeros al Batallón Atlacatl, como si por orden de los comandantes del Batallón o decisión propia de los comandos que participaron en la operación se realizó la misma.
La patrulla del Atlacatl participó tanto en el cateo del 13 de noviembre como en la operación de la noche del 15 para amanecer el 16 de ese mes por órdenes superiores, siendo dirigidos por un oficial de la Escuela Militar.
Analicemos primeramente el marco en el que se desarrollaron los hechos. El FMLN se encontraba en supuestas negociaciones de paz con el Gobierno de turno. Traidoramente iniciaron una ofensiva en la noche del 11 de noviembre, la que dieron en llamar “Hasta el Tope”, por la que pretendieron eliminar al gobierno de la República, vencer a la Fuerza Armada y establecer un gobierno de corte comunista como el que pretenden implantar ahora, a pesar que unos días antes había caído el Muro de Berlín y los líderes de la Unión Sovietéica y Estados Unidos habían decidido poner fin a la guerra fría que inició en 1945 después de la Segunda Guerra Mundial.
El FMLN lanzó toda su capacidad militar contra las principales poblaciones del país sembrando el terror entre la población civil. La inteligencia militar había descubierto ciertos movimientos de fuerzas enemigas pero no había dimensionado a ciencia cierta la dimensión del ataque.
En unas horas las acciones militares pasaron del escenario rural al urbano y la Fuerza Armada necesitó un par de días para pasar de la contención a la ofensiva y recuperación paulatina de las posiciones pérdidas.
La unidad del Atlacatl que participó en la operación de los jesuitas pasó al mando de los Jefes que dirigían la seguridad del complejo militar compuesto por la Escuela Militar, el Estado Mayor y la Colonia General Arce, no dependía del Estado Mayor del Batallón, por lo que cualquier operación fue responsabilidad directa del Comandante del complejo, el Coronel Benavides, Director de la Escuela Militar, y él a su vez dependía del Estado Mayor.
No es nuestra intención dirimir responsabilidades, sino señalar la injusticia de las acusaciones de dicho sacerdote y de Mauricio Funes contra la mejor unidad militar jamás conocida, que lo único que hizo fue cumplir con su deber, obedecer a sus superiores y ser el terror de los delincuentes terroristas.
No hay que olvidar que los jesuitas que murieron en la operación antes referida, desde los años 70, difundieron doctrinas de odio y violencia que desencadenó en la agresión que la Fuerza Armada logró contener con éxito militar entre 1972 y 1992, al final cosecharon parte del odio que sembraron.
Los jesuitas también manipularon a una supuesta sobreviviente del Mozote a quien anduvieron llevando de foro en foro a nivel mundial hasta que murió, en base a cuyo supuesto “testimonio” no solo ganaron miles de dólares sino que buscaron desprestigiar al Batallón Atlacatl y a la Fuerza Armada.
¿Por qué si Tojeira y los Jesuitas buscaron la verdad no denunciaron el asesinato de muchos alcaldes inocentes en el oriente del País, o el asesinato de familiares inocentes de jefes y oficiales del ejército, o el ajusticiamiento de más de mil combatientes del FMLN en el departamento de San Vicente por orden directa del actual candidato presidencial del FMLN o el asesinato de funcionarios de gobierno como el Dr. Rodríguez Porth o el Fiscal General de la República, o los ideólogos de la derecha como Pecorinni (un ex jesuita) o Edgard Chacón?
La guerra es una locura, una caja de pandora que alguién abre y se atiene a las consecuencias. La Fuerza Armada no inició la guerra, el FMLN fue quien la inició con la muerte de dos guardias nacionales en 1972 en el Hospital Bloom para robarles los G-3.
El Batallón Atlacatl nació como una necesidad ante la agresión terrorista y Domingo Monterrosa fue simplemente el mejor soldado formado en la Escuela Militar y al único que el Alto Mando podía encargarle una misión de tal magnitud que después fue emulada cuando se fundaron los batallones Arce, Atonal, Belloso y Bracamonte y otras unidades de comandos en diversas unidades militares.
El pecado de Monterrosa fue ser el mejor dentro de su profesión, acaso no es la excelencia académica la que enseñan las aulas jesuitas, entonces, ¿por qué les molesta que un hombre de extracción humilde llegue a ser el mejor comandante de campo jamás conocido en la Fuerza Armada?
Creo que más bien son los jesuitas los que deben pedir perdón a este país por haber promovido el odio y la violencia entre los pobres, y cuando ese odio se les revierte entonces se rasgan las vestiduras y declaran “mártires” a sus muertos.
La libertad y la incipiente democracia que vive El Salvador es gracias al sacrificio de miles de soldados, clases, oficiales y jefes militares que ofrendaron su vida en la agresión comunista de 20 años que sufrió nuestro país y al final del cuento la Fuerza Armada fue humillada y los delincuentes terroristas elevados a ministros y diputados de la República, pero un día la historia los juzgará y exaltará a nuestros héroes.
El verdadero pueblo salvadoreño nunca juzgará al glorioso Batallón Atlacatl ni a mi Coronel Domingo Monterrosa, sino más bien les rendirá un eterno homenaje de gratitud por el sacrificio realizado y la misión cumplida, que ante todo ya ha sido premiado por Dios.
Por la Patria y con Dios.

Sgto. Guido Miguel Castro

Saturday

20

October 2012

7

COMMENTS

EL CORONEL MONTERROSA Y EL MOZOTE

Written by , Posted in Operacion Rescate

El blog de Domingo Monterrosa no es responsable de la opinión de sus colaboradores y los comentarios de sus visitantes.

Los delincuentes terroristas durante muchos años han pretendido culpar de las bajas civiles al Coronel Domingo Monterrosa con el fin de tratar de opacar su calidad de héroe dentro del corazón del pueblo salvadoreño y de las filas castrenses.

En esa operación, que se denominó “Rescate de Morazán” o también conocida como “Operación Rescate”, participaron unidades del Batallón Atlacatl, de la Tercera Brigada de Infantería y del DM-4, y la estrategia implementada estuvo a cargo de asesores norteamericanas que hacía menos de 10 años habían participado en operaciones similares en Vietnam.
El Coronel Monterrosa no estuvo de acuerdo en determinadas estrategias planteadas por los asesores norteamericanos y el Alto Mando decidió retirarlo del area de operaciones durante dos días al inicio de la operación, por lo que no tuvo mando directo en el operativo. Posteriormente, el Coronel Monterrosa fue trasladado al área de operaciones.
El 8 de diciembre de 1981, unidades del Barallón Atlacatl fueron heliotransportadas a los alrededores de Perquín, iniciando su desplazamiento hacia el sur hasta alcanzar el Cantón La Guacamaya en Meanguera, donde se encontraba el mando del ERP y la Radio Venceremos.
El eje de avance fue materializado de la siguiente manera: una agrupación desde Perquín hacia Arambala, El Mozote, los Toriles, hasta alcanzar La Guacamaya, y otra agrupación partiendo de Perquín pasando por los Quebrachos, La Joya, hasta el Cerro Pando. El resto de unidades se desplazaron desde Corinto hacia el poniente de Joateca, otras desde Oscicala hacia Meanguera, al poniente de la carretera pavimentada, y una unidad de la 5a. Brigada de Infantería que desembarcó en Cacaopera, atravesó el Río Torola, el Río Sapo, y se estableció como contención en los alrededores del Cerro Pando,
El 9 de diciembre se dejaron caer desde los pájaros panfletos en los que se pedía a la población civil salir de la zona ante el avance del operativo.
Sin embargo los Delta Tango retuvieron a la gente para poder utilizarlos como escudos humanos.
El día diez las unidades del Atalcatl trabaron combate con los guerrilleros, haciendo uso de apoyo aéreo y de artillería, produciéndose al final de 4 horas de combate multitud de bajas civiles y guerrilleras como era natural.
Para los comandos Atlacatl era imposible saber si dentro de las trincheras y casas desde las que se abría fuego existía población civil. El soldado en situación de combate tiene dos objetivos: cumplir su misión tomando la posición y salvar su vida.
La gran cantidad de bajas enemigas impedía realizar una sepultura individualizada, por lo que se procedió a colocar los cadáveres dentro de las estructuras que quedaron en pie y se derribaron para que sirviera como sepultura y evitar que los perros y animales de carroña los despedazaran, fue lo más cercano a un funeral digno para esos muertos.
Posiblemente algunos elementos dispararon sobre los cadáveres y se utilizaron explosivos para derribar las paredes, pero de eso a la realización de una masacre a mansalva es muy distinto.
La táctica de yunque y martillo fue desarrollada por los norteamericanos en Vietnam y muchas veces sus resultados no eran los esperados, por lo que el Coronel Monterrosa no estaba de acuerdo en su aplicación.
Los comandos Atlacatl entraban en sus primeros combates como unidad y faltaba mucho tiempo para funcionar de manera sincronizada como lo llegaría a hacer a lo largo del conflicto.
Los verdaderos culpables de la muerte de estos civiles fueron los miembros del FMLN, pero ellos empezaron a crear un mito y muchos, de tanto oírlo, lo han dado como una verdad, y así se ha manejado aun a nivel internacional, manipulando la realidad y el testimonio de una sola mujer que se dice sobreviviente y que vagaba demente por los ríos de la zona, la cual nunca afirmó haber visto la figura del Coronel Monterrosa en el teatro de operaciones.
Desgraciadamente casi nadie ha tenido la valentía de elevar su voz defendiendo el honor de la Fuerza Armada y del Charly Monterrosa, a excepción de algunos como mi Coronel Ochoa Pérez y otros que humildemente nos atrevemos a usar nuestra pluma para ello.
Sería bueno que algunos de los que participaron en dicho operativo contaran su versión de los hechos para que la verdad brille por luz propia.
Muchos han ganado millones de dólares llevando para arriba y para abajo esta falsedad y los hombres de uniforme simplemente nos hemos quedado callados, pero ha llegado el tiempo de hablar con la verdad y con valentía, hay que refutarle sus mentiras a los Delta Tango, hay que elevar el honor de nuestros héroes como Monterrosa, y Azmitia Melara.
Mientras no lo hagamos, personajes oscuros seguiran humillando a la Institución Armada y a nuestros héroes, mancillando su honor y la tradición gloriosa de hidalguía de nuestras tropas en combate,
La Fuerza Armada no ha perdido ninguna guerra en los últimos 100 años, no dejemos que la ignominia de la derrota mediática manche el honor de los que han ofrendado su vida por los más altos intereses de la Patria.
Por la Patria y con Dios

Sgto. Guido Miguel Castro

Sunday

15

April 2012

1

COMMENTS

El Atlacatl fue parte de la respuesta a una crisis conflictiva en 1981

Written by , Posted in Historias/Prensa, Operacion Rescate

El inicio de la década de los Ochentas estuvo marcado por una serie de eventos que pusieron al país en crisis. El Salvador era un país sumergido en una amarga transición política de juntas de gobierno luego del golpe de estado en 1979. Por otro lado, la organización terrorista FMLN lanzaba la tristemente conocida “Ofensiva Final” en enero de 1981. Así mismo destruyo el “Puente de Oro” en octubre de ese año, infraestructura vital y emblemática de El Salvador. Estos actos de terror estuvieron acompañados de una serie de golpes a la Fuerza Armada de El Salvador y una organizada campaña internacional de difamación en contra de los cambios democráticos que estaba experimentando el país.

Fuera de las fronteras salvadoreñas la situación también tuvo una serie de eventos emblemáticos. El más notorio y quizás con más incidencia en nuestro país fue la elección del cuadragésimo presidente de los Estados Unidos. En enero de 1981, bajo un ambiente hostil de guerra fría, Ronald Reagan asumió la presidencia del gran país del Norte. Reagan, un férreo defensor de la libertad de los individuos y del establecimiento de la democracia, represento, por otro lado, una amenaza a los planes expansionistas del sandinismo de Nicaragua que se habían visto exaltados luego del derrocamiento del presidente Somoza en 1979. Los sandinistas, acompañados por el gobierno cubano, tenían a principios de los años ochentas, una participación directa en el conflicto salvadoreño mediante el abastecimiento logístico y capacitación de miembros del FMLN. Le elección del presidente Reagan inquieto los planes de Nicaragua.

En esta serie de entregas no pretendemos analizar detenidamente cada uno de los eventos del 81 sino resumirlos para poner todos los hechos en un contexto que permitan entender la situación imperante en ese año y que terminaron incidiendo en la visión estratégica y operativa del gobierno y la Fuerza Armada de El Salvador, situación que de alguna manera incidió en la concretizacion y despegue de lo que se llego a conocer como el Batallón de Infantería de Reacción Inmediata Atlacatl.

  • 10-12 de enero – La recién integrada organización terrorista, FMLN-FDR, lanzo una serie de ataques armados simultáneos a nivel nacional. A esta acción la denominaron “Ofensiva Final” – aunque de final no tuvo absolutamente nada. La ofensiva tenia como objetivo arrebatar el poder a la junta de gobierno y adelantarse a las políticas que surgirían una vez el nuevo gobierno de Ronald Reagan tomara posición. Luego de dos días de enfrentamientos la ofensiva se fue debilitando poco a poco hasta llegar al fracaso total. La Fuerza Armada de El Salvador salio triunfante – aunque con un fuerte llamado de atención – luego de haber sufrido ataques en la Segunda Brigada de Infantería, Destacamento Militar de Ingenieros, Destacamento Militar Numero 1 y Fuerza Aérea Salvadoreña.
  • 20 de enero – Ronald Reagan es proclamado cuadragésimo presidente de los Estados Unidos. La elección del nuevo mandatario trajo un giro dramático a las políticas hacia Centro América. Con la nueva administración vino la reanudación del ayuda militar hacia El Salvador. El presidente Reagan anuncio en marzo de 1981 aproximadamente $25 millones a la fuerza operativa militar salvadoreña .
    En una acción muy oportuna, el nuevo gobierno también removió al embajador de pensamiento izquierdista de los Estados Unidos en El Salvador, Robert White. El embajador se destaco por oponerse a la ayuda militar a nuestro país y apoyar abiertamente a la organización terrorista FMLN.
  • 1 de marzo – A mediados de 1980 la Fuerza Armada de El Salvador considero la idea de crear una unidad de desplazamiento rápido. En diciembre de ese mismo año la idea estaba bastante madurada y se comenzaron a organizar los mandos. El nombre aprobado por el Alto Mando de la Fuerza Armada para dicha unidad fue Batallón de Infantería de Reacción Inmediata Atlacatl (BIRIA). La comandancia de dicha unidad se le asigno al legendario teniente coronel Domingo Monterrosa Barrios. El mando Ejecutivo le fue asignado al mayor Natividad Jesús Cáceres Cabrera. El Atlacatl nace oficialmente en marzo de 1981. Fue creado con cuatro compañías de fusileros, una compañía de mando y servicio, una compañía de mandos de apoyo y un escuadrón de reconocimiento. En total, el Atlacatl nació con 1,140 efectivos.

En abril de 1981, el Atlacatl realizo su primera operación en la zona de Morazan. Los resultados no fueron muy satisfactorios debido a la poca capacidad logística de la nueva unidad; pero la situación no se prestaba para más retrasos. El Atlacatl regreso a su base y repensó su forma de operar, entendió la necesidad de mayor capacitación, reinvento su capacidad táctica y reforzó su armamento. Estos fueron los primeros pasos para el despegue de una de las unidades con más historia heroica dentro de la fuerza armada. El Atlacatl se llego a convertir en el martirio de las bandas terroristas a tal punto que al enterarse de su aproximación la idea era huir “en guinda” y no necesariamente confrontarlo.

Continuará …

Thursday

26

January 2012

0

COMMENTS

Ochoa Pérez: “Yo tengo que defender a mis héroes… Monterrosa, Azmitia”

Written by , Posted in Historias/Prensa, Operacion Rescate

“No hay duda que es una venganza política, ante mi posición sobre el discurso del presidente Funes, poco conciliatorio. La verdad es que tengo que defender a mi Fuerza Armada, que es antigua y el presidente solo cinco años va a ser comandante de la Fuerza Armada.
Por lo tanto yo tengo que defender a mis héroes y esos son Monterrosa, Asmitia y todos los soldados que cayeron defendiendo a la patria.”

Entrevista en www.lapagina.com.sv