Domingo Monterrosa

Memorias del TCnel. Art. DEM Domingo Monterrosa Barrios. Héroe, estratega militar y aguerrido soldado Salvadoreño comprometido con el pueblo, sus tropas, la Fuerza Armada y la constitución de la República de El Salvador

Wednesday

24

October 2012

1

COMMENTS

DOMINGO MONTERROSA 28 AÑOS DESPUÉS

Written by , Posted in Editorial

domingo monterrosa

El blog de Domingo Monterrosa no es responsable de la opinión de sus colaboradores y los comentarios de sus visitantes.

Un día como ahora El Salvador enmudeció al final de la tarde cuando las distintas cadenas radiales empezaron a transmitir la terrible noticia que los Coroneles Monterrosa y Calito junto al Mayor Azmitia, elementos de tropa, pilotos, periodistas, un sacerdote y su sacristán habían perecido en un terrible accidente aéreo en los alrededores de Joateca.

Había muerto el mejor comandante de campo, como calificó el Ingeniero Duarte al Coronel Monterrosa, junto a varios de los mejores jefes militares durante la operación Torola IV que pretendía limpiar definitivamente el departamento de Morazán.
Como era evidente, la moral de la tropa cayó momentáneamente aunque después Monterrosa fue su inspiración en el combate.
28 años después las cosas no han cambiado en El Salvador, la paz por la que tanto luchó nuestro héroe nunca llegó porque los antiguos enemigos de la Patria siguen queriendo destruirla, ahora bañados y perfumados desde el gobierno central, los curules de la Asamblea Legislativa y de los títeres que bailan al son de los albapetrodólares, y además, vivimos en una guerra peor que la de los años ochenta, una guerra social en la que las mafias están compitiendo con el Estado por territorio, dominio armado y rentas o extorsiones.
Nos encontramos con una Fuerza Armada castrada del valor y el heroísmo con el que actuaron los hombres de uniforme que salvamos a este País del comunismo internacional. El pago fue la traición de un gobierno que entregó a muchos jefes, oficiales, clases y elementos de tropa para quienes el cumplimiento del deber se convirtió en un delito solo por petición de aquellos a quienes habían combatido por ser agresores de la Patria y pos sus socios internacionales.
En cambio los enemigos de la democracia fueron premiados con tierras, jugosas cuentas bancarias, negocios, viajes y puestos en el gobierno, mientras los veteranos de guerra, los hijos de mi Coronel Monterrosa siguen mendigando una justa indemnización.
28 años después la pobreza sigue campeando en el campo, tal como la observó mi Coronel cada vez que hablaba con la gente, porque pareciera que doce años de guerra y más de 100,000 muertos no sirvieron de nada.
28 años después la lucha de Domingo Monterrosa no ha sido reconocida en su plenitud porque sus enemigos han tenido más estrados que los que reconocemos sus virtudes y valores. Por ello tenemos que elevar la voz, con voz de mando para gritar a los cuatro vientos que Monterrosa Vive!!!!!, que Monterrosa vive en el recuerdo y en el corazón de los verdaderos salvadoreños, que Monterrosa sigue aterrorizando a los delincuentes terroristas, por eso pretenden declararlo muerto, por eso se pretenden agenciar la autoría de su muerte, y no se dan cuenta que los héroes nunca mueren, que los valientes son inmortales porque son almas privilegiadas por Dios, porque para ellos la muerte es solo una puerta para llegar a la exaltación junto a Dios!!!
Pobres ignorantes los que pretenden matar al soldado inmortal en cada discurso o en cada remedo de artículo que escriben.
No en balde gozaba tanto del salto en paracaídas, porque esa sensación de libertad que sentimos en la caída solo la sienten los águilas y las almas libres, cada salto era un preludio de su destino final en la eternidad.
Domingo Monterrosa sigue viviendo entre nosotros, cada vez que luchamos por la verdad, cada vez que elevamos la voz contra la injusticia, cada vez que defendemos a la Institución Armada, cada vez que defendemos a los veteranos de guerra, cada vez que recordamos los actos de heroísmo en defensa de la Patria, cada vez que luchamos por la democracia, cada vez que denunciamos la corrupción, cada vez que defendemos la institucionalidad democrática, cada vez que actuamos con honradez, Domingo Monterrosa sigue viviendo con más fuerza, con más dignidad, con más hidalguía, con más valor, Monterrosa sigue viviendo!!!!
Las lágrimas ya fueron enjugadas de nuestros rostros, el dolor ha pasado, porque ahora vivimos con la firme convicción de la inmortalidad de Domingo Monterrosa en el verdadero pueblo salvadoreño, hemos entendido la misión que nos ha encomendado desde el más allá: continuar con las batallas que no pudo combatir, con sus mismas armas, las de la verdad y del patriotismo, nos manda salvar definitivamente a ese El Salvador con el que siempre soñó, un país en paz y progreso como el que él vivió en el Berlín de los años cincuenta.
Un día nos reagruparemos en el cielo y le daremos parte de la misión cumplida, le relataremos nuestras estrategias de combate, le reportaremos nuestro Orden de Batalla en esta vida y contaremos con su mano amiga sobre nuestro hombro como acostumbraba a hacerlo con sus elementos de tropa.
Parece ayer que ahogabamos nuestro llanto en esa tarde del 23 de octubre de 1984, pero ahora como hombres seguimos avanzando hasta conquistar la posición que nuestro Comandante nos ha mandado tomar, la cima de la Dignidad Nacional.
A los actuales hombres de uniforme les cabe la misión de tomar el ejemplo de Domingo Monterrosa, para ser militares de honor, para ser verdaderos patriotas, paras reivindicar la dignidad de la Fuerza Armada, para dignificar a todos los héroes que regaron la campiña salvadoreña con su sangre, para edificar la carrera militar, para velar por la institucionalidad y la soberanía nacional, para constituirse en el verdadero brazo armado del pueblo.
Finalmente a los gobernantes de hoy y mañana les advertimos que no se atrevan a pretender menoscabar la memoria de nuestros héroes poruqe cada día habrán nuevas voces que se elevarán en defensa de la memoria histórica de nuestra Fuerza Armada.
Un día se elevará en una plaza importante un monumento eterno a la memoria de Domingo Monterrosa, un monumento al héroe nacional, al soldado desconocido que ha ofrendado la vida desde 1824 para construir la nación que tenemos que seguir defendiendo, y las futuras generaciones conocerán la vida y seguirán el ejemplo del Teniente Coronel DEM Domingo Monterrosa Barrios.
Por la Patria y con Dios

Sgto. Guido Miguel Castro

1 Comment

  1. Rojo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *