Domingo Monterrosa

Memorias del TCnel. Art. DEM Domingo Monterrosa Barrios. Héroe, estratega militar y aguerrido soldado Salvadoreño comprometido con el pueblo, sus tropas, la Fuerza Armada y la constitución de la República de El Salvador

Sunday

22

April 2012

0

COMMENTS

15 de Septiembre de 1981

Written by , Posted in Historias/Prensa

Continuacion de la entrega “El Atlacatl fue parte de la respuesta a una crisis conflictiva en 1981

Entrega del Pabellon Nacional al Batallon AtlacatlA mediados de 1981, el mundo ya había tenido su cuota de actos violentos. A poco de asumir la presidencia de Estados Unidos, Ronald Reagan era atacado a tiros. Reagan estuvo cerca de perder la vida. La oportuna atención permitió que sobreviviera. En mayo de ese mismo año, el Papa Juan Pablo II se convirtió en el blanco de un fanático islámico. El acto causo indignación y angustia en todo el mundo, incluyendo a El Salvador. No era para menos, dos inconos del anticomunismo habían sido víctimas de atentados armados.

En esta entrega presentamos tres nuevos hechos que marcaron 1981. El primero de estos es la inoportuna intromisión en los asuntos internos de El Salvador por parte de los gobiernos de Francia y México. Por otro lado, el 15 septiembre, durante un acto cívico en la capital salvadoreña, el nuevo batallón Atlacatl era introducido al pueblo salvadoreño.

  • 28 de agosto – Posterior al fracaso de la “ofensiva final”, el FMLN gestiono a través de los gobiernos de Francia y México un comunicado en el cual dichas naciones reconocían a la organización terrorista salvadoreña como “fuerza beligerante”. Dicho reconocimiento se dio en Francia una vez ascendió al poder un gobierno de corte socialista liderado por Francois Miterrand. El asesor de políticas exteriores de este nuevo gobierno era Regis Debray, compañero de aventuras del “Che” Guevara.
  • 15 de septiembre – La Junta Revolucionaria de Gobierno anuncio en un acto cívico que conmemoraba un aniversario más de nuestra patria, nuevas elecciones para designar a diputados a la Asamblea Constituyente, las cuales tendrían lugar en marzo de 1982. A dichos comicios se invito a participar al MNR y al UDN. También se invito al FDR (el ala política del FMLN) a que se inscribiera como partido político y compitiera como otra fuerza más por el voto. Básicamente el Ing. Duarte invito a los insurgentes a abandonar las armas, incorporarse al proceso democrático y demostrar su fuerza en las urnas. Los terroristas rechazaron la invitación y continuaron optando por el camino de las armas y el terror. En diferentes oportunidades, miembros del FMLN ingresaron a poblaciones y a punta de cañón, exigieron a los pobladores entregar sus cédulas de indentidad para que estos no pudieran ejercer su derecho constitucional.
  • Durante el mismo acto de independencia, el Coronel Jaime Abdul Gutierrez hizo entrega del pabellón nacional al comandante de la primera unidad de reacción inmediata de El Salvador, Tte. Cnel. Domingo Monterrosa Barrios. Esta fue la manera como la Fuerza Armada de El Salvador y el gobierno de la república presentaban la nueva unidad elite al pueblo salvadoreño. Durante el acto, el Atlacatl vistió el uniforme camuflado que lo caraterizo en su inicio y realizo un acto de destreza militar al Alto Mando y al publico asistente. Una vez finalizado el acto, el coronel Monterrosa se dirigió al grueso de la tropa que permanecía en descanso al borde de la pista del estadio. De manera improvisada, Domingo Monterrosa se aproximo a ellos y alzando el braso les grito: “¡Tropa, al trote!” De manera espontánea todos gritaron “¡Atlacatl!” La reacción paralizo y sorprendió a los asistentes.

  • 15 de octubre – Centenares de terroristas del FMLN apoyados por miembros de la organización terrorista conocidad como ETA sometieron a un grupo de valientes guardias nacionales y tropa regular que vigilaba lo que por muchos años se conoció como “el puente de oro”. La destrucción fue total. El objetivo de este acto fue tan simple como las mentes que lo idearon. El FMLN pretendía aislar la zona oriental y con ello reforzar las posibilidades de hacerse con un territorio que les permitiera negociar con los países que les habían dado reconocimiento como “fuerza beligerante” pero para sorpresa de ellos, el paso sobre el río Lempa se restableció semanas después de la destrucción gracias al esfuerzo del gobierno de ese entonces.

Continuará…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *